jueves, 29 de noviembre de 2012

Un barrilete de hormigón


· CAMBIOS EN LA SESION
· LA MENTIRA
· UN BARRILETE DE HORMIGON
· LA TRAMPA
· WHISKY Y ETICA
(· CALLEJON SIN SALIDA)

Camino rápido por los pasillos sin prestar mucha atención a la gente que hay mientras escucho las bocinas de la calle. Desde lejos veo que en la recepción una mujer le habla muy fuerte a otra que espera delante de la ventanilla, dice que va a tener que estar un poco pendiente hasta que le avisen que se pasa o no algo que no termino de escuchar porque me asomo por la puerta entreabierta del consultorio y hablo sin ganas.
Ella tampoco parece tener muchas ganas de estar ahí, dice algo que me hace entrever que está de mal humor pero no quiere seguir hablando. Entonces le hablo de su nuevo peinado, le pregunto por las vacaciones, si se va y cómo vamos a hacer. Al ver que parece estar decidida a no hablar mucho y mirarme con demasiada seriedad para mi gusto, retomo los temas que charlamos la vez pasada, el viaje a Rosario, cómo manipulo a las chicas, qué tan bobos son los clientes del bar. Hablamos sobre el engaño y se me ocurre asociarlo con el protocolo, entonces ella discrimina entre el protocolo como orden de las cosas y el que ejerce un diplomático, haciéndome ver que no soy un diplomático (en un momento comparo mi trabajo con el de ellos). Me dice que mezclo las cosas mientras yo repito las palabras "políticamente correcto" con insistencia.
Finalmente llegamos a la fatalidad de que el engaño del que hablo es en el que vivo, que me miento a mí misma, por medio de un resumen que ella hace de todo lo que fui diciendo últimamente. Y que estoy como atrapada en una trampa que yo misma me fabrico, donde salir se convierte en algo así como un barrilete de hormigón.

Vigésima sesión:
http://sesionesdeclarita.blogspot.com.ar/2012/11/sesion-20-un-barrilete-de-hormigon.html