jueves, 6 de diciembre de 2012

Un mundo de fantasía


· EL QUE SE VA SIN QUE LO ECHEN...
· HACIENDO NADA
· GENTE DE LA NOCHE
(· EL BARCO INCENDIADO)
· UN MUNDO DE FANTASIA
· LA REALIDAD
· ¿ENERGIAS O ENERGIA?
· HACE LO QUE PUEDAS

Es tarde pero camino despacio. Cuando llego la veo parada en el pasillo mirando por una ventana. Una vez que entramos al consultorio le comento que queda mejor así, con la ventana abierta, y ella me dice que es raro que se pueda abrir porque siempre entran olores.
Después le comento que por un momento pensé en llamar a mi familia a propósito de que una amiga del trabajo me había dicho que había tenido un reencuentro familiar, y terminamos hablando de que en realidad no tengo "amigos", que los llamo así como pasa en Facebook.
Le cuento también que durante el fin de semana (que es como yo llamo a los días de franco que me dan, que en este caso fue un poco del lunes y otro poco del martes) me la pasé haciendo nada, que sería no limpiar, no lavar la ropa, no hacer las compras para comer en la semana y todas esas cosas que no puedo hacer otro día y que se me van acumulando en una lista imposible.
Y volvemos al tema de los "amigos" y la gente de la noche, gente con la que nunca pasa nada personal, todo es divertirse o hacerse el divertido, o divertir a los demás, por ejemplo cuando quedé en verme con un cliente un día cualquiera en cualquier bar, el tipo obviamente no estaba alcoholizado, y yo tampoco, entonces todo era bastante chato y quedaba en evidencia la dinámica del encuentro: "¿a ver?, divertime".
A raíz de esto y otras cosas que vamos hablando le digo que finalmente sigue siendo un trabajo de ventas, solo que antes se trataba de ropa y ahora de chamuyo. Que es como vivir en un mundo de fantasía, uno se arma algo y vive ahí, y cada uno vive su realidad, su fantasía, que puede ser vista o leída por otros de un modo tan distinto... Le pregunto entonces qué es la realidad, pero ella no quiere contestarme, me dice "te remito a la filosofía", entonces me pongo a divagar sobre qué cosa pienso yo sobre cuán real es lo que uno vive o piensa estar viviendo, en relación a qué es o no real, y pasamos así a lo ingrato de haber nacido sin ciertas facilidades, teniendo que procurarte un lugar donde dormir, algo que comer y las cosas necesarias para hacer lo que te guste, y que para eso hay que trabajar tanto tiempo que después el poco tiempo que te queda no solo tenés mil obligaciones o una larga lista de pendientes sino que no disponés de un resto de energías para encarar nada nuevo.
Finalmente, en medio de mi largo monólogo sobre el tema, ella me interrumpe diciéndome que va a tomarse vacaciones y que durante enero y febrero se forman grupos para que la gente que se queda sin analista por un tiempo pueda seguir yendo en caso de que lo necesite. Después me saluda rápidamente y quedo de un momento a otro parada en medio del pasillo, del otro lado de la puerta del consultorio.

Vigesimoprimera sesión:
http://sesionesdeclarita.blogspot.com.ar/2012/12/sesion-21-un-mundo-de-fantasia.html

No hay comentarios: