jueves, 1 de diciembre de 2011

La otra mejilla















· EL LOCAL
· VACACIONES EN CÓRDOBA
· LAS EMPLEADAS DEL LOCAL
· SUPERVISORA, COORDINADORA, REFERENTE
· FERIADO PUENTE
· LOS ESPIGADORES Y LA ESPIGADORA
· LOS JEFES
· JUICIO Y DESPECHO
· ¿HAY ALGO MÁS A PARTE DEL TRABAJO?
· LA CONFIRMACIÓN

Camino rápido porque llego tarde pero no dejo de mirar a la gente que va apareciendo en los pasillos. Me asomo por la puerta del consultorio que está entreabierta y la saludo, ella me habla desde el escritorio, tiene la voz congestionada y los ojos un poco achinados.
A propósito del picaporte, empezamos hablando del que se encarga de arreglar las cosas del edificio, del gasista, el electricista… de cómo se va viniendo todo abajo y pareciera que nadie hace nada. Yo me siento tocada y le comento mi situación en el local: que decidí no hacer más nada hasta tanto no se aclaren las cosas, y que eso fuera de contexto podía ser leído muy mal. Y así seguimos hablando del local, aunque en el medio le comenté que me iba el 13 para las fiestas y no sabía si las vacaciones también. Me insinuó que tal vez me podía quedar en Córdoba, conseguir un trabajo allá… pero le dije que me parecía horrible, en parte porque está mi hermana y prefiero no tener que verla tanto. Después volvimos al local con esto de que soy como la supervisora pero con el mismo sueldo que las demás.
Le comenté que prefería no viajar el 13 porque es martes y se rió con ganas. Igual al parecer esos días están en medio de un "feriado puente", tema del que hablamos bastante hasta desembocar en la película "Los espigadores y la espigadora", después seguimos con las leyes de la Torah, el poder, con lo que volvimos al tema del local, los jefes y yo, que caigo en los jueguitos de poder que se dan en el "localsucho de morondanga", como lo llama ella. Entonces le cuento que cuando era chica no solo tomé la comunión y la confirmación, sino que iba a la iglesia, pero como no me animaba a jugar con los demás chicos me quedaba cantando con las catequistas. Y que eso me había dejado la costumbre de siempre "dar la otra mejilla".
Finalmente hablamos de que ya no nos vemos hasta la vuelta de las vacaciones, cosa que nos sorprende a las dos. Antes de salir del consultorio ella me da un abrazo muy cariñoso y yo me emociono mucho.

Duodécima sesión: 

http://sesionesdeclarita.blogspot.com.ar/2011/12/sesion-12-la-otra-mejilla.html